UN NUEVO PARADIGMA PARA LA HUMANIDAD parte 7

Parte 7

UN NUEVO PARADIGMA
PARA LA HUMANIDAD

Parte 7
“La Ley de Causa y Efecto”

En la parte 6 del "Nuevo Paradigma", comencé a filosofar sobre los pasos más simples y prácticos que podamos tomar, para mejorar las actitudes y acciones violentas y sangrientas, que han degradado la historia de la humanidad durante más de 2000 años.

En la Parte 6 de nuestro Paradigma hablé sobre la validación sincera, amorosa y oportuna que podría ser un primer paso para empezar a modificar nuestro actual paradigma violento y sangriento. Si todos pudiéramos aprender a buscar lo bueno y lo mejor en los demás y aprender a validarnos unos a otros con frecuencia, con sinceridad, y a tiempo, podríamos crear más rápidamente un mundo mejor donde vivir.

No vivimos en un universo CASUAL, fortuito, errático, lleno de miedos e imprevistos. Vivimos en un universo CAUSAL, que responde con precisión y justicia a nuestros pensamientos, sentimientos, emociones y acciones. Esto nos permite convertirnos realmente en nuestros mejores amigos en vez de seguir siendo nuestros propios peores enemigos.

El segundo paso en nuestro camino hacia un cambio de paradigma, debería ser el comenzar a comprender y aplicar en nuestras vidas, la LEY UNIVERSAL DE CAUSA Y EFECTO.

Así como la ley de gravedad nos afecta a todos por igual, la entendamos o no, nos guste o no, la conozcamos o no, LA LEY UNIVERSAL DE CAUSA Y EFECTO, enseña que toda causa positiva y amorosa y también toda causa negativa y dañina, creará las correspondientes consecuencias o efectos en nuestras vidas, tarde o temprano, en esta vida u otra, SIN EXCEPCIÓN.

Mencioné algo sobre "Otras vidas" en la Parte 4 de nuestro Paradigma. Por favor, échale otro vistazo. En las próximas semanas profundizaré mucho más sobre este asunto cuando analice profundamente el principio socrático "Conócete a ti mismo."

En muchos países, la justicia a menudo se puede "comprar". Muchos jueces en el mundo pueden ser sobornados, persuadidos políticamente o pueden justificarse a sí mismos ofreciendo juicios injustos, dando a los acusados una falsa sensación de seguridad porque “la justicia se inclinó a su favor”. Nada más lejos de la verdad. Las apariencias engañan, como expliqué muy claramente en la Parte 4 de nuestro Paradigma.

Así como NO PODEMOS SOBORNAR LA LEY DE GRAVEDAD PARA EVITAR CAER CUANDO “RESBALEMOS,” tampoco podemos sobornar LA ETERNA, INMUTABLE E INFINITAMENTE JUSTA Y PERFECTA LEY DE CAUSA Y EFECTO.

Esta ley trasciende tiempo y espacio, es ETERNA. Si la gente la conociera, se daría cuenta que cualquier ganancia deshonesta que puedan conseguir temporalmente, se perderá cuando EVENTUALMENTE se sufran las consecuencias o efectos de sus acciones. No hablo filosóficamente de infiernos religiosos.

Nuestros pensamientos, sentimientos, emociones y acciones son como una ola que se genera cuando aventamos una gran piedra al agua. Si estás cerca del origen de la ola, te afectará de manera significativa, si estás lejos, te afectará sutilmente, aunque no lo sientas en absoluto.

Igualmente, la Ley de Causa y Efecto, no es justicia ciega que pretenda castigarnos por nuestras fechorías. Es una ley perfecta que equilibra la justicia y el aprendizaje. A medida que los seres humanos aprendamos de las lecciones que nos enseña la vida, la justicia se atenúa automáticamente. Esto se estudia ampliamente en la ley del Karma* que es parte de la Ley de Causa y Efecto.

*Karma significa acción, está sujeta a La ley de Causa y Efecto. ES UNA CADENA DE CAUSALIDADES.

Cuando comprendamos las repercusiones de nuestras acciones y aprendamos de ellas, el karma podría denominarse "Retroalimentación Divina." A medida que aprendamos del karma, la justicia pasa a segundo término. Cuando no aprendamos del karma, la estricta justicia predominará en nuestras vidas.

De esta forma se nos dan 2 alternativas: Comprenderlo o Pagarlo, convirtiéndote en tu verdadero Mejor Amigo o continuar siendo tu propio Peor Enemigo. Recuerda: DIEZ ENEMIGOS NO LE HACEN TANTO DAÑO AL HOMBRE COMO EL QUE SE HACE A SÍ MISMO.

Depende de nosotros mismos decidir cómo manejar nuestras experiencias en el aquí y ahora. ¿Debemos manejar estas experiencias con un juicio severo o desde el punto de vista del aprendizaje y compasión? Tu transformación está en tus manos y se realizará en tu SER INTERIOR cuando te preguntes: ¿QUÉ PUEDO APRENDER DE ESTO? En vez de ¿POR QUÉ ME ESTÁ PASANDO ESTO?

Si queremos salir de un ambiente hostil y crearnos un ambiente amigable para comenzar a trascender a un nivel superior de conciencia, debemos comenzar a modificar nuestras actitudes y acciones dirigiéndolas hacia el “DAR Y SERVIR”.

Pronto descubriremos que: “CUANTO MÁS DAMOS, MÁS RECIBIREMOS”, ya que atraeremos mayor abundancia y bienestar a nuestras vidas. Explicaré más sobre esto en la Parte 8 de nuestro Nuevo Paradigma cuando hable acerca de La Ley de Atracción Universal.

Espero que estos primeros pasos cortos y prácticos mencionados en las Partes 6 y 7 de nuestro Nuevo Paradigma, ayuden a construir gradualmente la necesaria "Masa Crítica de Personas" para encaminar a la humanidad hacia una aceptación gradual del nuevo Paradigma basado en SERVIR, DAR Y AMAR.

Los invito a ver la siguiente Parte 8 de nuestro Nuevo Paradigma para la Humanidad.

 

Afectuosamente
Johnny Bardavid.

¿Cómo estás dirigiendo tu vida?
Encuentra el mensaje positivo en siguiente Video:

“Dar para Recibir”

Publicado en Crecimiento Personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.