RETOS DEL SIGLO XXI “Ver para creer Vs. Creer para Ver”

III de XII

RETOS DEL SIGLO XXI

Parte III de XII

Por: Johnny Bardavid

 

“Ver para creer Vs. Creer para Ver”

Me decia un amigo: “Yo, como Santo Tomas, ¡Ver para creer!

Escuchaba a un padre decirle a su pequeño: “¡Los hombres no lloran!”

Estas otras expresiones limitan el potencial latente de las personas:
¡El dinero se hizo para gastar!, ¡Todas las mujeres son…, Todos los Judios son…, Todos los negros son…, Todos los musulmanes son…, Todos los hombres son… etc!

Regañar a un niño porque “Los hombres no lloran”, es quitarle la oportunidad de manifestar sus sentimientos y emociones, es tender a robotizarlo y limitar su desarrollo emocional.

Creencias limitantes, generalizaciones discriminantes, acciones ofensivas, tienden a separarnos. Tienden a juzgar, a despreciar, a empequeñecer nuestras relaciones humanas y a dañar nuestra enorme capacidad latente para integrarnos con Amor a nuestro entorno familiar y social.

No nos da la oportunidad de integrarnos socialmente ni de “CRECER,” mental, moral y espiritualmente. “VER PARA CREER”, es como utilizar una vela para disipar nuestra obscuridad mental.

“CREER PARA VER,” es darnos la oportunidad para e s t i r a r nuestra mente, para “Ver más lejos”, “Subir más alto” y “Para e s t i r a r n o s hacia una nueva y más poderosa dimensión.”

 

Einstein... CREYÓ en su teoria de la relatividad y pronto lo probo matemáticamente.

Edison… CREYÓ que podría inventar la luz eléctrica y lo logró.

Salk… CREYÓ que podria encontrar una vacuna contra la polio y lo logró

Churchill CREYÓ que podría despertar el enorme poder del pueblo británico para resistir los terribles bombardeos de la Luft Waffe Alemana durante la segunda guerra mundial y lo logró.

 

El ser humano usualmente se encadena a si mismo. Creencias pensamientos, y acciones limitantes nos aprisionan siendo negativas, destructivas y empequeñecedoras, o nos liberan siendo nobles, positivas, de altura y llenas de amor.

¡Este es uno de los grandes retos del siglo XXI!: “Despertar nuestro enorme potencial latente” descartando de nuestra mente pensamientos limitantes, discriminantes, empequeñecedores y autodestructivos.

 

Todo nuestro pasado, hasta este momento, y nuestro futuro, fué y será el resultado de nuestros, pensamientos, creencias y accciones. Somos libres antes de escogerlas, una vez escogidas nos aprisionan y nos llevan a los resultados de vida autolimitantes y empequeñecedores.

 

Los grandes atletas olímpicos y mundiales, los grandes directores de empresas a nivel internacional, aplican diariamente estos conocimientos. Saben pensar y programarse mentalmente:

 

1.- No le dan entrada a su mente, a pensamientos y acciones limitantes y auto destructivas.

2.- Visualizan lo que quieren lograr en forma precisa en cantidad, calidad y tiempo.

3.- Lo ven realizado en tiempo presente en su mente.

4.- Sienten la emoción del logro antes de alcanzarlo.

5.- Anclan el pensamiento en ese momento con un ademán de triunfo.

6.- Son consistentes en pensamiento y acción. No se puede aspirar en pensamiento, a ser grandes atletas olimpicos o grandes directores de empresas si no actuan en concordancia.

Creando nuestra realidad interior, incubamos nuestra realidad exterior. Así nos convertimos en co-creadores de nuestra realidad, por lo tanto, nuestro objetivo principal en la vida, no es nada mas ser mejores, etc, con todo lo que esperamos que se derive de ello, sino ademas, ser los maravillosos creadores de una existencia privilegiada y ejemplar.

 

Utilizando este maravilloso e increible poder, podríamos aspirar a alinear nuestras vidas con unas de las fuerzas más poderosas del universo, la fuerza del amor y la fuerza de la ley de atracción universal, que dice: “En lo que piensas se expande, atraes lo que fijas en tu atención.”

 

Si piensas: Es muy dificilLo será.
Si piensas en: No puedo… No podrás.
Si piensas en: No se me vaya a olvidarSe te olvidará

 

Recuerda: ¡En lo que piensas se expande!
¡Atraes todo aquello donde pones tu atención!

Mejor piensa en ¿Como servir más a tus semejantes? y como consecuencia, atraerás lo mejor hacia ti.
Valida, Aprecia, Bendice, Agradece, Sonrie y observa los resultados.

Imagínate como sería este mundo si todos nos diéramos esos regalos, que no nos cuestan nada y serían muy valiosos para los que los reciben.

 

¡Inicia la cadena de validaciones y bendiciones!

¡No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy!

¡Siembra y recogerás, Da y recibirás!

¡Actúa con Amor en tu vida y llenarás tu vida de amor!

 

¿Cuál será la consecuencia de estas actitudes?

Pues… sin sentirlo… ¡Atraerás abundancia y bienestar a tu vida!

Ideas y valores sencillos y eternos… ¡FUNCIONAN!

 

Los invito cariñosamente a viajar a su interior, para ver bellamente realizado su enorme potencial latente en su exterior.

 

Este es uno de los grandes retos del siglo XXI

 

Afectuosamente, Johnny Bardavid

 

-Continuará, cuarta parte-

 

¿Cómo estás dirigiendo tu vida?
Encuentra el mensaje positivo en el siguiente video:

Video recomendado:

“Receta de 4 días Para iniciar una Transformación en tu Vida”

RETOS DEL SIGLO XXI “Nuestra Realidad Exterior en relación con nuestra realidad interior”

Parte II de XII

RETOS DEL SIGLO XXI

“Nuestra Realidad Exterior en relación
con nuestra realidad interior”

Parte II de XII

Por: Johnny Bardavid

 

Se nos ha enseñado a buscar fuera de nosotros mismos la prosperidad, felicidad, éxito, salud, amor y poder. Hemos sido acondicionados a creer que la abundancia, en el más amplio sentido de la palabra, la debemos atraer desde “AFUERA”, seré feliz cuando me case, tendré éxito cuando logre ese negocio, estaré contento cuando…

 

Uno de los grandes retos del siglo XXI es cambiar este punto de vista, y ver hacia adentro, para crear desde ahí la abundancia.

La felicidad y el éxito no son una meta a largo plazo, los debemos crear dentro de nosotros mismos momento a momento, con nuestra actitud, utilizando el enorme poder natural de nuestra mente y la poderosa influencia natural de nuestra esencia espiritual para facilitar el logro de nuestros anhelos.

¿De qué esencia espiritual estamos hablando? ¡De la que es independiente de nuestro físico, de nuestro ego, de nuestro intelecto, de nuestros deseos!

Esta esencia espiritual, este poder interior que está íntimamente conectado con la inteligencia creadora universal, lo llamaría Werner Heisenberg, premio nobel de física, la energía primaria,que mueve su principio quántico de incertidumbre que nos dice:

“En el campo físico, a nivel atómico, las partículas sub atómicas nacen y desaparecen DEPENDIENDO DEL OBSERVADOR.”

Gary Zukav, en su extraordinario libro sobre física cuántica, The Dancing Wu Li Masters” afirma lo siguiente:

“Por lo tanto, lo que esta exterior a nosotros aparentemente depende de lo que decidimos en nuestro interior en un riguroso sentido matemático y filosófico.”

Literalmente entonces, a nuestro nivel, podemos ser co-creadores con lo que nos rodea, considerándonos como una parte de “LA TOTALIDAD” en todo lo que pensamos y hacemos.

 

Enfocando con AMOR, en el más amplio y bello sentido de la palabra y enfocando sin dudas nuestra atención e intención en lo que deseamos, penetramos en el secreto de la mecánica de la creación, a través de nuestra esencia espiritual, que es, entre otras, la que expande el horizonte de nuestra percepción y nuestra enorme capacidad creadora latente.

Esa esencia espiritual es…

La que no reconoce límites.

La que nos dice en lo más profundo de nuestro ser que: ¡más...no es necesariamente mejor!

La que nos hace tomar responsabilidad por todo lo que nos sucede y por todo lo que nos rodea.

Esa esencia espiritual es…

La que concibe que el idealismo puede co-existir con el realismo.

La que nos da la seguridad de que hay una solución espiritual para cada problema,

La que comprende que es más grande el placer del perdón, que el placer de la venganza,

Esa esencia espiritual es…

La que provoca el cambio de enfoque ...

De buscar………. a- traer

De adquirir..........a compartir

De competir .........a cooperar,

De resentir .......a comprender,

De odiar ................a perdonar. y eventualmente

De perdonar………a AMAR

         ¡Eso que nos conecta con “EL TODO,” ese despertar de nuestro gran yo espiritual, de nuestra verdadera naturaleza, es la que comprende sin lugar a dudas, que:

¡Enfocando la fuerza del amor en nuestras vidas, como parte primordial de esa esencia espiritual...!  podemos conseguir todo lo que queramos ... si ayudamos suficientemente a otros a conseguir lo que ellos quieren.

 

 

 

         Uno de los grandes retos del siglo XXI es el de;
Internalizar ESPIRITUALMENTE el principio universal MATERIAL de que, primero hay que sembrar para después cosechar, es decir: hay que aprender a DAR antes de esperar RECIBIR, así sabrás que mientras más DAS, más RECIBES.

 

Esta es una de las formas más sutiles y efectivas de ser los arquitectos de nuestro propio destino, cambiando nuestro punto de vista hacia adentro de nosotros mismos, para crear, desde ahí, con AMOR, los satisfactores que busquemos en la vida.

-Continuará, tercera parte-

¿Cómo estás dirigiendo tu vida?
Encuentra el mensaje positivo en el siguiente video:

Video recomendado:
“El hombre esculpiéndose a sí mismo”
https://youtu.be/DWDaUrb3G9c

RETOS DEL SIGLO XXI, “Adelantos Científicos y el Desarrollo Espiritual”.

Parte I de XII

RETOS DEL SIGLO XXI

“Adelantos Científicos y el
Desarrollo Espiritual”

Parte I de XII

Por: Johnny Bardavid

Una serie de Artículos sobre el siglo XXI, publicados mucho antes de cruzarlo.

Esta información sigue siendo de actualidad.

 

 

Los campos de la psicología y la física, destacan las contribuciones de William James, Karl Jung, Albert Einstein y Niels Bohr.

 

Estos seres famosos buscaban siempre algo más grande que lo que podían expresar a través de su trabajo. Eran místicos, aunque no se definían a sí mismos como tales; ellos veían mucho más allá de lo que podían detectar con sus cinco sentidos, o descubrir con su intelecto y sus conocimientos.

No los motivaron ni premios ni admiración. No podían producir datos precisos porque se contactaban con el territorio de la inspiración, donde sus intuiciones se aceleraban, y sabían que había algo más que la expresión física de la vida.

 

Estos destacados psicólogos y científicos, tenían una gran visión, veían el siguiente paso en nuestro proceso evolutivo, el paso al desarrollo de nuestra “conciencia cósmica” al reto del siglo XXI,

a la comprensión que el hombre, la vida y el cosmos están más íntimamente interrelacionados que lo que podría presumirse, que el ser humano es más que un simple espectador en este juego aparentemente accidental que llamamos vida y que el universo es una creación mental, como afirma sir Arthur Eddington, premio nobel de física.

Esta visión lleva a Einstein a decir: “Una vida vale la pena de ser vivida, si la vives en beneficio de los demás.”

La alquimia del siglo XXI es la búsqueda interna de la transformación del “plomo” en “oro,” el “plomo” de valores y conceptos negativos, limitados, fuera de armonía con nuestro yo verdadero, para lanzarnos al descubrimiento del “oro interno,” es decir, al reencuentro con nuestro yo esencial, cuya llave mágica del amor, en el más amplio y bello sentido de la palabra, nos abre las puertas de la comprensión que cuando llevamos un rayo de luz a la vida de otros, también nos lo traemos a nosotros mismos.

-Continuará, segunda parte-

¿Cómo estás dirigiendo tu vida?
Encuentra el mensaje positivo en el siguiente video:

Video recomendado:
“El sentido de la Vida”
https://www.youtube.com/watch?v=dnEowi8BN3U